¡Vos podes ayudarnos!

;

domingo, 16 de noviembre de 2008

Enrique Dussel estuvo en Buenos Aires

ECUPRES - 12/11/08 - El 31 de octubre, en el día de celebración de la Reforma Protestante, el pensador argentino Enrique Dussel ofreció una conferencia pública en la Iglesia Metodista de Flores, bajo los auspicios del Instituto Teológico FIET y el Grupo Poshegelianos de la Universidad de Buenos Aires.
La exposición estuvo estructurada en torno a un diálogo con David Roldán, decano de FIET, en referencia a eventos centrales de su historia de vida, como por ejemplo, sus estudios de grado en Mendoza, con profesores como el desaparecido Mauricio López, quien fue el primer profesor de filosofía de Dussel, y que pertenecía a la Iglesia de los Hermanos Libres. Su doctorado en la Universidad Complutense de Madrid (1962) y sus vivencias de dos años “como carpintero en Nazaret”, fueron algunas de las notas de color de la retrospectiva de Dussel, quien también compartió algunas de sus experiencias en los diálogos con filósofos como Karl-Otto Apel, Jürgen Habermas y Paul Ricoeur.

Sin dudas, la bomba que estalló en casa de Dussel, donde vivía con su esposa y sus dos hijos, fue el evento que marcó a fuego a este filósofo, teólogo e historiador. Aquél artefacto, detonado en 1973, significó el inicio del “tiempo mesiánico, en donde uno se juega la vida a cada instante”, señaló Dussel, en alusión al concepto del filósofo Walter Benjamin, del cual se reconoce deudor, entre muchos otros.

En relación a su propio proyecto, Dussel destacó la continuidad del trabajo en los últimos años, el que se concreta en La Ética de la Liberación (1998), y que está plasmándose en los tres volúmenes de Política de la Liberación (volumen I, 2007), que representa el pensamiento paciente de 10 años de trabajo.

La ética y la política deben partir de un paradigma no-eurocéntrico, de compromiso con las víctimas del sistema que se encuentran en la exterioridad, es decir, no son ni dominadores ni dominados en sentido estricto, y con un horizonte de universalidad que está dado por la vida misma del sujeto humano, corporal, viviente.

En este sentido, uno de los principales desafíos de toda teoría ética y política es hacer frente al “suicidio colectivo”, que es un problema ecológico, y la “idolatría del mercado (capitalista)” que, cual Moloc, pide el sacrificio de los seres humanos.+ (PE)

Nota. Libros de Dussel pueden leerse gratuitamente en
http://www.clacso.org/wwwclacso/espanol/html/libros/dussel/dussel.html
Fuente: ECUPRES/CRISTIANET